CONDICIONES DE USO

Los usuarios de quécoche no están en ningún caso comprometidos con las ofertas personalizadas de compra que efectúen los concesionarios. quécoche tampoco se responsabiliza de las ofertas que a nivel individual le hayan sido propuestas al usuario fuera de la plataforma quécoche o de los pactos que a título personal lleguen ambas partes y que incluyan algún tipo de señal o de compensación económica ajena a quécoche.

quécoche muestra unas ofertas que en ningún caso son vinculantes para los concesionarios, quienes posteriormente son libres de modificarlas tal y como ellos consideren oportuno sin necesidad de justificación. De este modo, quécoche no se ocupa de comprobar ninguno de los presupuestos que le llegan al usuarios. quécoche es totalmente ajeno a los contratos de compraventa que concesionarios y usuarios pacten.

No obstante, tanto usuarios como concesionarios podrán ponerse en contacto con quécoche para reportar cualquier tipo de abuso en el que consideren que haya recaído la otra parte. Ulteriormente, quécoche tomará las medidas oportunas, que podrán acarrear, en última instancia, la expulsión del usuario o del concesionario de la plataforma.

quécoche no se responsabiliza de las características de los vehículos ofertados, que podrán ser modificadas por el concesionario en cualquier momento. Las posibles inexactitudes que se puedan encontrar respecto a los modelos ofertados serán tenidas en cuenta por quécoche para realizar las modificaciones correspondientes. La realidad del mercado es siempre fuente de imprecisiones, por lo que quécoche no puede mantener actualizada, y acorde con las diferentes políticas de los concesionarios, su base de datos. Por estos motivos, quécoche no responderá antes las inexactitudes que aparezcan en la presente página web.

quécoche no efectúa en ningún caso transacciones de compraventa de vehículos ni confecciona ningún tipo de contrato de compraventa al efecto. Esta responsabilidad recae en el propio concesionarios, quien será el encargado de elaborar un contrato con las cláusulas correspondientes y el precio final fijado por ambas partes. quécoche es un mero intermediario que pone en contacto l concesionario con el comprador, pero en ningún caso forma parte de la relación contractual por la que quedarán vinculadas las partes.

Para cualquier reclamación relacionada con la calidad del producto adquirido o por la información facilitada por el concesionario, el usuario deberá dirigirse a éste en cualquier caso, eximiendo de cualquier responsabilidad a quécoche.